Programas de acción social

Desde Amics de la Gent Gran trabajamos para combatir la soledad no deseada y el aislamiento social de las personas mayores, a través del acompañamiento emocional y la participación social.

Creemos que envejecer no ha de estar considerado un problema ni una carga social, y nuestro reto es garantizar a las personas mayores una inclusión social, con oportunidades de participación que contribuyan a una mejora de su estado de salud emocional.

Nuestra acción social se materializa en:

Acompañamiento emocional

Cada persona mayor recibe la visita semanal de una persona voluntaria, por un tiempo aproximado de dos horas.  El objetivo es combatir el aislamiento y soledad que padecen, con espacios de compañía de calidad, en los que conversar, pasear y realizar actividades juntas. De esta manera, con el tiempo, se establece un vínculo afectivo y de confianza entre la persona voluntaria y la persona mayor.

Actividades grupales

Habitualmente están dirigidas a las personas mayores que ya reciben acompañamiento emocional, enriqueciendo su vida social y fomentando los espacios de socialización y red de contactos a través de actividades lúdicas de distintos tipos. Estas actividades buscan fomentar la participación subrayando su valor social, mejorando así la autoestima y la integración de las personas mayores protagonistas.

Cuando conseguimos que una persona mayor cruce la puerta del edificio donde vive, ya estamos logrando algo importante: que salga de casa con la ilusión de asistir a una fiesta, un taller o actividad organizada para ella y para las demás personas mayores que asistirán. Es una excusa ideal para romper la rutina de estar solo/a para redescubrir el gusto de hacer amigos.

Anualmente se establece un calendario que se compone de:

  • Imagen de celebraciones especiales

    Hay días en el calendario que son especialmente sensibles para las personas mayores que sufren soledad, ya que son días que se acostumbran a compartir con familia y amigos. Los recuerdos de las personas queridas que ya no están, los momentos de alegría vividos alrededor de una mesa llena, o la magia de compartir la tradición pasan a ser recuerdos vacíos y las personas mayores se ven afectadas por un sentimiento de soledad y nostalgia todavía más agravado que el resto del año.

    Por eso Sant Jordi, Sant Joan y el día de Navidad disfrutamos juntos de fiestas y actos que alejan a las personas mayores de su soledad, mientras las hacen partícipes de nuevo de la tradición que nos han transmitido.

  • Imagen de vacaciones amigas

    Estas salidas de varios días son un espacio de convivencia, ocio y recuperación anímica y física muy satisfactorio. El programa permite a las personas mayores salir de sus domicilios, disfrutar de talleres y actividades y establecer nuevos vínculos de amistad. Durante unos días, se comparten vivencias con otras personas mayores y alejándoles de un verano en el que su soledad pueda contrastar todavía más con las vacaciones del resto de la ciudadanía.

  • Salida grupal

    Actividades que se promueven en las ciudades y barrios en los que actúa Amics de la Gent Gran, facilitando el acceso de las personas mayores al ocio y cultura de su zona. Tales experiencias son la excusa para intercambiar puntos de vista, anécdotas e inquietudes entre diferentes personas que, pese a la cercanía de sus domicilios, resulta complicado que se conozcan entre ellas.

  • Imagen de una tertulia

    En las diferentes tertulias compartimos unas horas de conversación y actividades con otras personas mayores y personas voluntarias. Además de impulsar las relaciones grupales, la realización de talleres durante el encuentro, permiten potenciar las capacidades personales de las personas participantes. Estos Talleres Tertulia suelen realizarse en espacios públicos de los barrios y ciudades de las personas participantes. No obstante, para aquellas personas mayores que por cuestiones de movilidad no pueden salir de casa, existen las Tertulias a Domicilio. Un formato adaptado, donde grupos de 3-4 personas voluntarias y/o mayores visitan a la persona mayor en su hogar, para pasar un rato acompañadas.